image

Pasa que desde esta lejanía y en el mismo momento en que le daba a esta foto, recordé mi viejo y olvidado cuaderno.

Llevo unos días fuera de ese mundo que es en el que vivo habitualmente, y tengo la sensación de que todo aquello que habita en él va difuminándose poco a poco en el fondo del olvido. Es como ese mar que se confunde con el cielo en los anocheceres de los días nublados, dando la apariencia de que por una vez lo malo ocupa la lejanía celeste, y lo bueno estos infiernos terrenales.

Anuncios